23/3/13

EL MARMELLAR. Per LA TALAIA. RIERA DEL MARMELLAR. CASTELL DEL MARMELLAR. EL MARMELLAR, poble abandonat. Ruta de Senderisme


Situados en la fantasmagórica urbanización Talaia Mediterranea, y cuando son exactamente las 9 de la mañana, comenzamos esta ruta que nos va a llevar a través de parajes desconocidos al pueblo abandonado de El Marmellar, situado cerca de La Munia, ya dentro de la provincia de Tarragona
Y digo fantasmagórica porque planea sobre la misma la desolación y la casi ausencia de habitantes. Las casas cerradas a cal y canto, no dejan escapar ningún indicio de vida. A lo lejos, los lastimeros ladridos de algún aburrido can llegan hasta nosotros.


Entrada a la urbanización Talaia Mediterránea.

Comenzamos la ruta por un abandonado sendero que remonta tranquilamente entre una arboleda formada mayoritariamente por pinos y matorrales.




El camino termina en la parte alta de la urbanización. Seguimos por esta calle de nombre rimbombante y aflautado.


La calle mágica...

A medida que vamos atravesando la urbanización, nos encontramos con lugares sorprendentes, como esta estafeta de correos con evidentes signos de abandono. Es aquello que quiso ser y no fue.


Estafeta de correos...
También sorprende este "radiofaro" de AENA. Pasamos por su lado y no podemos evitar observarlo con detenimiento. En otra de las rutas realizadas con anterioridad en Castellví de la Marca y "El Castellot" (ver en el indexado de este blog), pudimos ver esta estación desde otro alejado lugar de la montaña.


Como una observación OVNI...



Estamos cerca de Semana Santa. Por estas fechas el romero florece presuroso. Así que ahí tenemos la instantánea.


De las virtudes del romero...



La lontananza...

Al fondo entre la neblina asoma tímidamente la silueta del "Castellot". Recuerdos de una muy agradable visita a su entorno...


El Castellot.




A lo lejos otro despropósito de esta terrible urbanización. Un hotel que se construyó en este paraje extraordinario y que, parece ser funcionó bien en su momento, aunque ahora es fiel exponente del abandono. Pero allí está, vigilante y horrendo exponente de un caos urbanístico muy indeseable y que nunca debió producirse. Seguramente llenó los bolsillos a mas de uno...

El hotel fantasmagórico...

Descendemos por un pedregoso sendero hacia  la parte baja de la montaña. A pesar de las dificultades del mismo, resulta muy agradable ir sorteando los obstáculos pétreos.

Piedra sobre piedra.

Cuando este termina, nos internamos por un sosegado sendero que se adentra entre los árboles...




Líquenes...
... detalle.

Son las 10:30 de la mañana. Es hora de buscar un lugar para desayunar. Tras varios intentos, parece que al final logramos ubicar el improvisado enclave.


Buscando lugar para el desayuno.
  
No voy otra vez a comentar las excelencias de la famosa "coca de l´Ordal". En otros blogs ya se ha comentado bastante, así que hoy lo pasaré por alto. Eso sí, las fotos no se perdonan.


Coca de l´ordal.



Reemprendemos la ruta. Al poco llegamos a la falda de la montaña, y nos encontramos con la Riera de Marmellar, una rambla pedregosa y seca (en estos momentos, y no en otros) que desciende del fondo del barranco. No la cruzamos, ya que el track nos conduce por un agradable camino que discurre por su  flanco izquierdo.


La Riera de Marmellar.


En algunas ocasiones tenemos que cambiar de un lado a otro de la Riera, pero resulta si mas no, entretenido.


Por la Riera de Marmellar...
Senderos de Gloria. Riera de Marmellar.

Riera de Marmellar.
El recorrido plácido, resulta de lo más agradable que podamos imaginarnos. ¡ Y poco transitado !. Las últimas excursiones por la Serra de Collserola, nos tenían ya acostumbrados a un incesante paso de gentes y bicis. Aquí, es todo lo contrario. Soledad...silencio...sosiego...

Soledad...silencio...sosiego...

Encontramos el primer indicador de la ruta. ¡Sorprendente!.
Esglèsia Romànica del Castell de Marmellar...



Por un corto pero empinadísimo sendero se llega al lugar donde se asienta la ruinosa fortaleza del Castell de Marmellar, con la Iglésia de Sant Miquel Arcàngel.
Un cartel explicativo nos da el Welcome.
 



El castillo de Marmellar se encuentra situado sobre una colina en medio del valle de la riera de Marmellar y a unos 380 metros de altitud.
Este castillo lo encontramos documentado desde el 1023 con motivo de la venta realizada por los condes de Barcelona a Guillermo Amat de Castillo Viejo.


Entrada al Castell de Marmellar.

Sin embargo, la obra que nos ha llegado es del siglo XII. Se sabe que durante esa época perteneció a los Banyeres, pasando posteriormente a manos de varias familias: Anglesola, Claramunt, Gallifa, Fortià, Boixadors y Savallà.
Según Coromines, el topónimo Marmellar proviene de «melimell-are" que significa plantación de membrillos. Bien podría tener alguna relación con el origen del nombre aunque también hay que admitir que podría proceder de un apellido noble de aquellos años.

Románico...

A partir del siglo XV deja de haber noticias sobre este castillo porque su situación estratégica, en el fondo de un arroyo, dejó de cumplir la misión inicial de defensa de los caminos que se iban abriendo durante el siglo XI por las tierras Penedès, para hacer avanzar la frontera condal hacia los dominios musulmanes tarraconenses.




En el transcurso de los años el castillo fue degradándose hasta llegar a nuestros días. Quedan apenas algunos murallones del recinto fortificado.
Interiormente estaba dividido en cuatro estancias. A su alrededor hay restos de las murallas y la capella romànica de Sant Miquel Arcàngel.





La iglesia de San Miguel está situada dentro del recinto del castillo de Marmellar. En 1148, Guillermo de Torroja, obispo de Barcelona, ​​dio a la iglesia de San Rufo de Aviñón la iglesia de San Miguel Arcángel del castillo de Marmellar, en el territorio del Penedès, junto con la parroquia, el cementerio, los diezmos, las primicias, ofrendas y posesiones, porque allí se estableciera un convento de religiosas canónicas según la regla de San Agustín.



Entrada a la Esglèsia de Sant Miquel Arcàngel.

El edificio es de una sola nave cubierta con bóveda de cañón de perfil semicircular, hecha con hormigón de cal que ha conservado las huellas del encañizado.




En el lado sur de la nave se añadió una capilla rectangular cubierta también con bóveda de cañón. La puerta, muy reformada, se encuentra en la fachada de poniente, donde hay una ventana cruciforme y se ven muy bien los pendientes de la cubierta original. En el ábside se abren tres ventanas.



En el interior de la iglesia se conservan unos pequeños fragmentos de pintura de color rojizo entre las ventanas. La parte más importante del conjunto se conserva actualmente en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) donde, además de trasladadas después del arranque, fueron restauradas y el aspecto que ofrecen hoy no se corresponde exactamente a lo que ofrecían cuando fueron descubiertas, ya que estaban muy deterioradas.
La iglesia de San Miguel de Marmellar es considerada un ejemplo perfecto de la arquitectura del siglo XI, plenamente integrada en las formas lombardas.




Nos asomamos a lo alto de la plazoleta del castillo. Allá a lo lejos caminos serpenteantes entre la montaña, donde  se entreven a lo alto algunas edificaciones del abandonado pueblo de el Marmellar, hacia el cuál nos dirigiremos.


El Marmellar se asoma...
Desde lo alto del castillo...

Hemos descendido del castillo, y ahora seguimos por el plácido caminejo que continua paralelo a la Riera del Marmellar. Nos llama la atención este rótulo propio de otros tiempos... ya que aquí no parece que en ningún momento hubiera una carretera... que no va a ninguna parte.


¡¡¡ Carretera Panorámica !!!

Ahora el camino se estrecha y se convierte en pintoresco sendero que va remontando por el flanco de la montaña. Estamos rodados primaveralmente por el resurgimiento vivificador de las flores propias de esta estación que ahora arranca con todo su esplendor. (Vaya párrafo ha salido).

Primavera vivificadora.


Trabajando entre las flores...

Tenemos el pueblo del Marmellar a la vuelta de la esquina. Nos parece escuchar ya el tañido monótono y triste se sus inexistentes campanas.
El toque de las animas... en procesión hacia el abandonado cementerio...


El Marmellar, vuelve a asomar...

El sendero que queda a nuestras espaldas ha terminado ya... nos enfrentamos a partir de ahora a...



Fin del sendero.

... el pueblo "maldito" de El Marmellar...

 
En el siglo XIX, la desamortización en toda la comarca de Montmell y los envites de la guerra, hicieron que la vida solitaria en las masías no fuese demasiado recomendable.
El pueblo perduró hasta la segunda mitad del siglo XX. Los habitantes de este lugar empezaron a abandonar la zona en el año 1936 con la cruenta Guerra Civil, y a mediados de los sesenta ya no quedaba ningún vecino, solo algunas casas abandonadas usadas como almacenes o para  animales.   Desde entonces, el abandono total y el vandalismo van haciendo mella en los muros de sus edificios.

El Marmellar... solitaria presencia.

El Marmellar es un lugar con un misterioso caso sin resolver, un lugar donde muchas personas aseguran que aquí ocurren fenómenos extraños.
Pese a esto, todavía se puede contemplar el perfil de su  iglesia y sus casas. 

La fama de este pueblo como maldito no viene de épocas remotas. Todo comienza una noche de San Juan a principios de los años 90. Una joven, no se sabe muy bien si secuestrada o por voluntad propia, conoce a un grupo de jóvenes y es llevada hasta Marmellar. En las ruinas de una casa es violada y quemada viva y tras estos hechos salvajes, la dejan en el interior de uno de los nichos vacíos del viejo cementerio. Unos chavales de la zona encuentran el cuerpo unos días después y relatan que la zona del asesinato se encontraba adornada con diversos símbolos y pintadas de carácter satánico. ¿Ritos oscuros o simplemente un asesinato cruel?


Esgesia de El Marmellar.
Los datos sobre este asesinato son confusos y han quedado en el olvido,  a día de hoy, no hay culpables.
Catorce años después, el 14 de febrero de 1996, otra joven de la zona es secuestrada en una gasolinera próxima y asesinada en este lugar. Esta vez sin ritos oscuros. Pero a partir de este segundo crimen, la leyenda de pueblo maldito recae en este lugar. Incluso algún dato se recoge sobre apariciones fantasmales de una “Dama blanca”.


Interior de la Iglesia.


El cementerio, en el que hasta hace un par de décadas reposaban los cuerpos de los hijos de este pueblo, muestra ahora sus nichos oscuros y vacíos.


La espera silenciosa.
Campanar i cementiri. El Marmellar.
Un pueblo lleno de enigmas por resolver esperando que en algún momento se identifique a los culpables de estos delitos. 



Portalón...


Entre las ruinas de las casas abandonadas, veo a lo lejos la silueta inconfundible del Montclar, lugar donde se levanta una pequeña ermita que tuve la suerte de visitar en un anterior recorrido. (Ver blog "El Montclar i Biure de Gaià").




El Montclar desde las ruinas de El Marmellar.
A la entrada del pueblo y desafiando toda leyenda negra, nos encontramos a un grupo de jóvenes que cámara en mano están rodando un corto. Nos comentan que su título es "Dins la fosca". Por la noche rodarán también en la iglésia unas escenas con vestuario de época. ¡ Deseamos que todo les vaya bien !
Estaremos atentos a este corto...

Rodatge "Dins la fosca".
Abandonamos finalmente el pueblo. Alla atrás, quedan en la lejanía las presencias fantasmagóricas que siguen habitando entre las ruinas de las casas. 
Nosotros nos llevamos sensaciones, vacíos, abandonos y recuerdos...


El Marmellar... en la distancia...
El transcurrir del camino nos hace olvidar pronto estas sensaciones, y el entorno vuelve a resultar de lo más tranquilizador.




Pasamos al lado de una masía llamada La Moja. El lugar está habitado ya que alguien desde su interior hace sonar una trompeta. Las  notas sonido del intrumento resuenan  por todo el entorno.


La Moja.
Al cabo de quince minutos estamos llegando ya a nuestro destino, la casi abandonada urbanización de la Talaia. Un complejo de casas que nunca debió ser...

Mapa de La Talaia Mediterránea.
"Casa en alquiler"... La Talaia.

Otra vez la primavera. La Talaia.

Dejo el track de esta ruta que recomiendo absolutamente.
Km. de recorrido 15,200.
Es de un tal Totnatura.


Ruta realizada.

16 comentarios:

  1. Enhorabona pel blog. Molt útil, entretingut i entranyable. Literàriament té llums i ombres, emocionalment tot és claror. Felicitats i per molts anys !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Molt agraït pel seus comentaris. A veure si tenim sort i algun día pot acompanyar-nos en una d´aquestes rutes.
      Salut.

      Eliminar
  2. Esta semana del 10 al 12 de agosto son las fiestas de l´atalaya.Me ha gustado mucho tu comentario sobre el pueblo abandonado del Marmella, pero sobre la urbanizacion pienso que estas equivocado.Este sera mi primer verano en esta urbanización y lo que yo he visto deja muy atras tu comentario sobre ella.La semana pasada fuimos mi familia y yo ha dar un paseo por ella para ir conociendola y habian muchas casas con sus propietarios pasando las vacaciones en ellas.llegamos hasta donde explicas que los buzones de correo estaban abandonados por la desolación , pues no es así,te corrijo, lo que yo vi no fue eso ,vi el restaurante que esta junto a ellos, bastante concurrido de gente de la urbanización.Tengo ganas de conocer a toda estas personas de la urbanización,aunque ya he conocido a algunas que se acercaron a mi terreno para darme la bienvenida.Un cordial saludo.Araceli.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El viernes pasado fuimos por la urbanización de la Atalaya y efectivamente vimos el cartel de fiestas pero ese jolgorio al que te refieres en sus calles ya me dirás donde se encuentra porque en esa urbanización parece que haya pasado un Tsunami por encima. Por diez casas, 5 están derruidas y los buzones de correos famosos están en mal estado. Por ahí no pasa un cartero desde que murió Franco por lo menos. Por cierto el restaurante puede que funcionara cuando lo abrieron pero ahora hace juego con el pueblo abandonado de Marmellar. Marc

      Eliminar
  3. Fecha de las fiestas de l´Atalaia equivocada .La fecha es del 15 de agosto al 18.Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Esta urbanizacion tiene club de propietarios, fiesta mayor, actividades diversas y hasta bar. El hotel, que segun mencionas no llego a funcionar, FUNCIONO y nada mal! tenia hasta colas para poder comer! si la urbanizacion esta asfaltada y dispone de bar y otros servicios es gracias a una comunidad de vecinos la cual existe y es numerosa... por lo tanto de URBANIZACION FANTASMAGORICA NADA!! por cierto, la proxima semana son las fiestas, mejores que en muchos pueblos, te invito a venir.

    ResponderEliminar
  5. Alguien sabe de alguna casa a la venta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira el link

      http://www.idealista.com/inmueble/1888454/

      Eliminar
  6. hay algunas pues he visto algún cartel de SE VENDE,algunas darán mucho trabajo para arreglarlas, pero otras no, lo que si te puedo decir es que están a muy buen precio y vale la pena hacer de manitas y arreglarlas poco a poco ademas es divertido y a la vez espectacular por las vistas que tienen algunas. un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Quiero corregir dos puntos que entiendo trascendentes:

    EL PRIMERO es que manifiestas muy alegremente que el Hotel nunca funcionó. Craso error compañero. Tal y como te corrige un comentario si que funcionó y a las mil maravillas. No comprendo el aventurarse a decir que nunca funcionó sin conocimiento de causa. Te la jugaste a una sola carta... y perdiste todo tu dinero...

    EL SEGUNDO La casa que pones que está en alquiler está... ABANDONADA, no en alquiler... Mira que salta a la vista eh!!! (Gran centro de reunión en su primer piso). Por cierto, para bajar debías saltar fortísimo hacia el suelo, solo subían valientes y enajenados.

    Por último matizar el origen de lo de Pueblo Maldito. No fue por los dos asesinatos que comentas. Fue motivado por la aparición del mismísimo Jesucristo en esa iglesia, utilizando gomina, de ahí lo de maldito. Imagen de la modernidad extrema, Jesucristo engominado, algo aberrante y, evidentemente, maldito... He ahí el origen.

    La tenacidad es mi arma...el rigor mi deseo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apreciado lector:
      En primer lugar agradecerle sus comentarios y observaciones.
      He de comentarle que ya se ha retocado en el blog el tema del hotel. En cuanto a la casa en alquiler, evidentemente se que no está en alquiler sino que está abandonada. Era tan evidente que entra dentro de mi estilo de comentario jocoso. Ahora he entrecomillado e inclinado su grafía para que no deje lugar a dudas.
      Y finalmente lo del pueblo maldito... aquí... querido amigo... no tengo comentario alguno.
      Gracias por su tenaz y rigurosa visita.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Gracias a ti por las modificaciones, de veras. Demuestras gran espíritu crítico, cosa que no abunda últimamente.

      Con el entrecomillado me ha quedado mucho más claro, aunque me he fijado mejor y es cierto, la foto habla por si sola. Utilizaste la ironía como un punzante y afilado florete... Que arma tan sagaz!

      Por último añadir que, en cuanto a lo del pueblo maldito, evidentemente, sé que en esa iglesia no apareció Jesucristo engominado, puesto que ello es imposible (puede aparecer, pero engominado, jamas!). Era tan evidente que entra dentro de mi estilo de comentario, no jocoso, sino de extremo rigor.

      Es por ello que admito tus agradecimientos por mi tenacidad, pero los rechazo en cuanto a la rigurosidad en mi primera visita. Lo de Jesucristo engominado carece de todo rigor y pido perdón por ello.

      P.D.1 La primera foto de la entrada a Talaia era una gasolinera, que también funcionó como el Hotel. Ahí si he estado riguroso.

      P.D.2 Curiosamente puse mi comentario primero buscando esta excursión que, curiosamente, realicé en sentido inverso acompañado de mi querido hermano (1º-Moja, 2º-Pueblo Abandonado, 3º-Castillo, 4º-Hotel). Le saludo desde aquí por si me está viendo (era tan tonto que creía estar en la tele, no comprendía como funcionaba un blog).

      Gracias por prestarme un poco de atención, lo necesitaba.

      Eliminar
    3. Apreciado lector:
      De nuevo gracias por las aclaraciones sobre esta entrada. Ciertamente me resultó y me sigue resultando curioso el lugar de la Talaia Mediterránea. Y lo de la gasolinera a la entrada de la misma, me ha sorprendido mucho.
      En fín, ¡ como cambian las cosas con el tiempo !...
      Cualquier comentario siempre será bien recibido.
      Reciba un cordial saludo.

      Eliminar
    4. La Talaia Eppur si muove!!!

      Por cierto, perdón por el anonimátio, pues olvidé entrar con mi cuenta.

      Soy el abogado pertinaz, y vengo de elabogadopertinaz.blogspot.com

      Gracias por las respuestas y enhorabuena por tu blog, grandes excursiones hay en él. Espero no solo coincidir con la de Marmellar y emularte en alguna de las muchas otras que tienes.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  8. Amigo Franclips, qué interesante diálogo montaste hace un par de años con el "abogado pertinaz". Es lógico que en una sola excursión por la zona acabaras con algo de información errónea sobre un lugar tan peculiar como la Talaia y su entorno "contaminado" de leyendas, alguna bastante absurda.
    Yo llevo diez años disfrutando de una humilde casita en esta poco habitada urbanización, que ofrece unas vistas extraordinarias que incluyen las cumbres de Mallorca algunas mañanas de invierno y estoy enamorado del lugar. Me encanta la combinación de niebla y viento, sobre todo en invierno cuando la mayor parte de las casa permanecen cerradas y el silencio reina. En verano, con la fiesta local, equivalente a la de un pueblecito encuentro la Talaia demasiado ruidosa, aunque para gustos... el catálogo "Pantone".
    Saludos
    Diego

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sr. Diego:
      Gracias por su asistencia al blog y por sus comentarios. Indudablemente, casi prefiero la opción que me plantea en su escrito, con esas mañanas neblinosas, invernales y solitarias.
      Pero bueno, en cada momento de la existencia nos puede apetecer algo determinado y este algo nos hace modificar nuestra conformación del momento. Lo importante, es vivir la vida con la intensidad que merece tan preciado bien.
      Un cordial saludo.
      Franclips.

      Eliminar