17/8/17

TORTOSA. SERRA DE CARDÓ - EL BOIX. COVA D´EN RUBÍ. Ruta BTT

Calurosa salida en Btt. sin más paliativos, con un itinerario que se vislumbra agreste y de matorral. ¿Qué mas puede pedirse en las profundidades del mes de agosto?.
La ruta comienza en la población de Tortosa capital de la comarca del "Baix Ebre", Tarragona.
El sol con presencia a eso de las 10 de la mañana irradia que da gusto, cuando comienzo a golpe de pedal una buena subida de inicio. Lentamente me voy alejando de la ciudad y ya puedo observar toda la mole pétrea de "Els Ports", con el monte Caro en la lejanía.








Voy por una carretera que no llega a rural y con nombre propio: el camí del Célio.
Llevo varios kms. de subida bajo un azote de sol y sudor. Nadie osa cruzar por estos lares a estas horas.






El asfalto desprende todavía más poder calorífico al absorber el calor del sol.






Curioso margen de piedra realizado con cierta "santidad", pero en definitiva digno de admirarse. La paciencia y dedicación constructiva están fuera de toda duda.






Un horizonte de cierta desolación con cultivos algunos de ellos abandonados. Algarrobos, olivos, almendros... muchos de ellos retorcidos que agonizan bajo un calor sofocante, exhaustos por la falta de lluvias y padeciendo aquello del estrés hídrico. 
Es "lo pinar i garrofer del Grego" o del "Xeco".








Ha terminado el asfalto y ahora comienza un camino de piedras seco y polvoriento como el maldito desierto que me conduce hacia una zona boscosa. Es el llamado "camí de la cova d´en Rubí". Me voy adentrando en la "Serra de Cardó i Boix".






Como puede observarse, el panorama es de lo más desolador. Una construcción al fondo de la colina me sorprende y me llena de curiosidad. Es la "finca de Masovera"




Después de una subida agotadora llego a una explanada donde encuentro un gran panel informativo.






Cerca de el, la "bassa de la vall d´en Rubí". Como puede observarse, ni refrescarse ...





Aquí, un pequeño sendero nos conduce en pocos minutos a un lugar donde se encuentra una cueva, la "Cova d´en Rubí".
En el sendero hay algunas rocas de millones de años de antigüedad donde se pueden observar concreciones férricas que aparecen oxidadas.








Más adelante hallo la cueva, o mejor las dos cuevas. La "cova d´en Rubí" con un recorrido de 207 mts. y la "cova petita d´en Rubí" con 31 mts.  
Estas cavidades fueron de las primeras descritas cientificamente en Catalunya, en 1889.





La más pequeña tiene una particularidad y es que de su interior sale continuamente un aire fresco que, empapado como estoy de sudor, me impide estar junto a la cavidad. 
Sin duda galerías internas y recovecos imposibles se encargan de que exista esta corriente de aire subterráneo.










Abandono el lugar, solitario y silencioso a pesar de la ligera brisa que corre entre los árboles.






Vuelvo a la explanada de la  "bassa d´en Rubí", y allí desciendo por un intrincado y pedregoso sendero con bastante desnivel que me llevará al fondo de una vaguada donde encuentro un camino.








Y voy siguiendo por una zona agreste, entre bancales donde sobreviven olivos, entre pinares resecos y caminos que se convierten en senderos pedregosos donde es dificultoso su recorrido, y todo ello bajo un justiciero sol que no te deja ni por piedad.






En una de estas trochas pedregosas, sufro una pequeña herida en el brazo producida por una rama que interfiere el recorrido de la bici...





El recorrido es un sorprendente paisaje de secano, abrupto y accidentado, áspero se mire por donde se mire. Supongo que en otra época del año, algo debe cambiar ...
A pesar de todo, me ha permitido conocer esta zona que a buen seguro, tumbado en un sofá, me hubiera pasado desapercibida.
Así que...  ¡a moverse y a oxigenar cuerpo y mente!






He ahí una casucha entre la soledad y el abandono.






Después de un recorrido circular, vuelvo a encontrar la carretera rural que he comentado al principio. Ahora es un descenso sublime que me permite disfrutar y saciarme del aire que me refresca el rostro.
Llego a Tortosa y doy por finalizado el itinerario de 15,61 kms. de recorrido y 474 mts de desnivel.
Aquí dejo la ruta para el osado bíker o caminante.




Tortosa. Al fondo, castillo de la Suda.

Ruta realizada.



9/8/17

VOLTA PER LA CONCA DE BARBERÀ. Per L´ESPLUGA DE FRANCOLÍ, BLANCAFORT, SOLIVELLA, SARRAL, OLLERS, PIRA, BARBERÀ DE LA CONCA, MONTBLANC. Ruta en BTT.


La "Volta a la Conca de Barberà" es una interesantísima ruta realizada en este caluroso verano por una parte de esta comarca de Tarragona. El itinerario permite disfrutar de una variedad de ambientes rurales que destacan por aflorar entrañables reminiscencias a quien esto escribe.
El cálido verano y una inexistente pluviometría hacen que el paisaje destaque por su sequedad extrema. Al adentrarme con la Btt. por su intrincada red de caminos he podido confirmar este extremo.
La ruta tiene el interés de pasar por diferentes poblaciones que destilan un ambiente que atrae al buscador de sensaciones rurales.
Hacia las 10 de la mañana comienzo el itinerario en una de las principales poblaciones de la comarca, L´Espluga de Francolí, cercana al gran cenobio cisterciense de Sta. Mª de Poblet.
Abandono la población y tras cruzar un puente sobre la línea férrea del AVE, pronto encuentro el primer camino, pedregoso y polvoriento. Es el "Camí del Mas de Fonts" . En todos se repetirán las mismas condiciones...





La zona del "Mas de Fonts" resulta ciertamente agradable por la circulación de algún que otro acuífero que riega algunos huertos del entorno.







Sigo a golpe de pedal entre resecos terruños. A ambos lados del camino amarillean las hierbas por la falta de agua, agonizando entre polvo por las altas temperaturas del verano.







Sigo al principio una parte de la famosa "Ruta del Císter" hacia Vallbona de les Monjes. Hace unos años ya realicé una de las etapas. AQUÍ el enlace a la ruta.




Obsérvese la cantidad de polvo que se encuentra por el camino cuando no hay piedras.




En otras ocasiones cruzo cercano a extensos viñedos que esperan ociosos la recolecta de su uva, y es que la Conca de Barberà es rica en variedades vinícolas.





Junto al camino una gran roca ofrece cobijo en caso de necesidad. He ahí al "pedaleante" ante la susodicha curiosidad.







La "Conca de Barberà" tiene también los campos de cereal como riqueza de secano. Aunque... a los precios que el esforzado agricultor los cobra... dan ganas de abandonarlo todo
Desde aquí animamos a estos seguir defendiendo su tierra y su trabajo.





Paso junto a una construcción. Es Mas del Sala. Receso y exploración...










Después continúo la ruta, dejando unos caminos y tomando otros, pero sin encontrarme ni un alma que se cruce conmigo.
Paso cerca de otra gran edificación, el mas d´en Llord, en un estado de deplorable ruina y abandono. ¿Cómo debía ser la vida entre estos muros?.




Un magnífico descenso entre el bosque me lleva en poco tiempo a la población de Blancafort. Paso cerca y enfilo por nuevos caminos ...


Blancafort

Siguiendo entre caminos de piedras, baches y polvo, se llega al pueblo de Solivella.











Solivella.

Cruzo entre sus calles y enfilo ahora a partir de un indicador por un camino rural que me llevará a Sarral.





Grandes extensiones de viñedos, conforman un paisaje magnífico. El día permanece bastante nublado, lo que da al ambiente un toque especial, de estos que soy tan admirador.
Un olor flota en el ambiente cerca de los viñedos. Sin duda debe ser algún producto químico que han echado para prevenir quien sabe qué. A buen seguro no era necesario. Hay que ir hacia la agricultura ecológica.










Heme ahí plasmando vívidos momentos.






Cerca de la población de Sarral paso junto a los restos de una famosa construcción romana. Es la "resclosa del barranc de la Salada", o sea, una esclusa para la contención del agua.





La esclusa está asentada directamente sobre el lecho del río, hecha con grandes sillares de piedra, y que algunos autores datan a la época romana. Recientes estudios (Palau, 1994, Fontanals, 2000) sitúan su origen en la época medieval por la semejanza de su técnica constructiva a la de muchos molinos de los siglos XII al XIV.





Llego a la población de Sarral. Poco movimiento y mucha tranquilidad.


Sarral


Aquí destaca el famoso "celler" modernista de la cooperatíva vinícola. Dejo un vídeo en el que se puede ver todo el proceso que se realiza para la obtención del vino.







Y si queremos saber más cosas de esta población, incluyo otro vídeo que nos permitirá conocer más detalles sobre su historia, costumbres y tradiciones.





Continúo itinerario y abandono la población, siguiendo hasta un pequeño polígono industrial.
Una vez cruzado el camino se adentra por una zona boscosa cercana al río Anguera, que corta a tajo longitudinalmente y configurando una depresión en una extensa parte de la comarca.





Desciendo al fondo, junto al cauce del río Anguera ...










Grandes paredes erosionadas por el río encierran su escaso caudal. Resulta sorprendente observar este lugar, silencioso y solitario.









Un poco mas adelante nace un pequeño sendero que en un momento nos lleva junto a una construcción que sorprende al que la contempla.
Es el "Pont d´Ollers", llamado también "Pont d´Anguera". Fue construido sobre el río del mismo nombre. Tiene un solo arco der medio punto ligeramente apuntado. No hay rastros del camino que justifique el puente, de manera que probablemente era un acueducto donde pasaba el agua del "Torrentet" o "Torrent de l´Horta Major de Barberà".
Ha sido declarado Bien Cultural de interés local por el Consell Comarcal de la Conca de Barberà.
Observando bien se puede apreciar como el arco se está abriendo y amenaza con desplomarse. Sería urgente una obra de consolidación y restauración.





Junto al puente, el silencio imperante deja escuchar claro el crujido de un árbol que se apoya en otro. Uno de ellos a punto de caer se apoya en otro. Si este cae el puente se verá gravemente afectado.





Desde el fondo del barranco un empinado camino asciende hasta llegar a otro pequeño núcleo de aires sosegados. Es Ollers. Una vuelta entre sus casas tranquiliza al espíritu más inquieto.


Ollers







Desde aquí parte otro camino que me lleva en poco tiempo al siguiente punto de la ruta, la población de Pira,situada junto al  río de Anguera. Su iglesia parroquial está dedicada a San Salvador, construida en el siglo XIX. Destaca también el edificio modernista de las bodegas de la cooperativa, obra del arquitecto César Martinell..



Pira


Con tanto pedaleo, se ha hecho tarde. Saliendo del pueblo encuentro una pequeña área de descanso con mesas y cercana al río. Es hora de comer algo y sabiendo la tranquilidad de las rutas que realizo, voy preparado al efecto.





Bocata de mejillones en escabeche con unas aceitunas para hacer compañía. Una muy buena opción. Y de postre fruta. Preferible a esas barritas energéticas que lo único que hacen es ocupar poco sitio en el bolsillo.




Después de una relajante comida, parece que el tiempo se va estropeando lentamente. Las nubes van cerrándose cada vez más.
Sigo por una estrecha y solitaria carretera rural y cuando estoy cerca del pueblo de Barberà de la Conca, comienza a llover. Pronto asciende de la tierra ese olor tan característico y agradable que sublima la mente.


Barberà de la Conca.

Recorrer sus calles solitarias mientras la lluvia va cayendo mojando las piedras de las antiguas casas de la población es realmente fantástico.
Al fondo de los portales se puede ver a alguien resguardarse de la lluvia que lentamente va cesando.




Abandono el lugar y enfilo ahora por otro camino que me llevará al siguiente objetivo, Montblanc.
Vuelve a lloviznar débilmente, pero lo suficiente para ir calando la ropa.






El camino me va acercando a la población que se encuentra en el centro de la depresión formada por los ríos Anguera y Francolí y situada a los pies de la pequeña colina conocida como Plà de Santa Bàrbara.


Montblanc al fondo


Cruzar entre entre las calles y las murallas de Montblanc  tiene un atractivo particular. Parece que la historia te envuelve de un modo especial...



Murallas de Montblanc


Aquí dejo el enlace a un documental sobre la Montblanc.




Dejo la población atrás pasando en último lugar junto al "Convent de la Serra" y continuo luego por el llamado "camí de la Tossa".
Me encuentro de nuevo en camino boscoso con frecuentes subidas y bajadas.




En uno de estos cambios de piñón de la btt., un ruido seco me alerta. El pedal ha quedado fijo.
Al parecer, la cadena se ha roto.
Me encuentro a 3,5 kms. de finalizar la ruta, y al ser poca la distancia abandono la idea de intentar repararla.






Continúo el camino aprovechando las bajadas para hacerlo en la bici e ir empujando durante las subidas.
Finalmente todo concluye cuando llego a la última población L´Espluga de Francolí de donde he salido esta mañana.






Aquí me repararán la bici con un cambio de cadena, juego de piñones y dos platos muy desgastados causantes de su rotura.
Y después de una relajada ducha, cena rural con el sabor de siempre y recordando con intensidad los caminos de esta interesante ruta realizada.






Mientras se está en L´Espluga de Francolí, se puede ver este vídeo:




Han sido 47,58 kms. recorridos con un desnivel de 577 mts.
Aquí dejo en enlace de la misma:




Ruta realizada.


Otro enlace sobre un documental genérico  "La Conca de Barberà".